miércoles, 10 de agosto de 2016

Actualización de: sobre la infidelidad y los tres pilares de una buena relación



-Texto original -

Primero que nada tengo que mencionar que los humanos tenemos la costumbre, maña, de idealizar a las personas que nos atraen de una forma u otra; pues el milagro del amor, que es producto de algunas reacciones químicas y algunos ideales filosóficos, nos hace ver lo mejor de esa persona que resulta tan especial; de esa forma quedamos atrapados por sus encantos llevándonos a hacer todo tipo de rituales y tonterías para demostrar que somos dignos de su amor; con el tiempo lo logramos y establecemos una relación que, aunque al principio parezca ir bien, a la larga termina fracasando. Pero ¿por qué? Te preguntarás ¿qué hicimos mal? Se reprocharan; simple, no supieron satisfacer las tres necesidades para tener una relación sana.




Por lo tanto una relación de pareja saludable depende de la satisfacción de tres pilares: 






1.- Satisfacción sexual(influye más en los hombres que en las mujeres; pero también depende del nivel intelectual y socio/económico) 






2.- Satisfacción Emocional(Influye más en las mujeres o en personas que se rigen por el hemisferio cerebral derecho ) 






3.-Satisfacción Intelectual(Tiene mayor influencia mientras mayor sea el grado académico o intelectual) 






Así, si uno de esos pilares no consigue satisfacerse con la pareja en turno, es muy probable que se busque a una tercera persona para la satisfacción de ese deseo incompleto; en otro caso se reprimen esos deseos y solo se logra desestabilizar la relación; es decir: 






si el deseo sexual de una persona no se satisface con su pareja buscará una tercera persona para satisfacerlo; si la necesidad de cariño, aventura y amor no es satisfecha por la pareja, buscará una persona que lo haga sentir esas emociones que tanto desea sentir y experimentar; y definitivamente alguien no durará mucho con una persona a la que considere ignorante o con la que no pueda tener platicas interesantes o constructivas. 






Tal vez decir que el amor y una buena relación de pareja necesita de una receta como los tres pilares que he mencionado le quita el encanto a esto de relacionarse y llegar a querer a otra persona pero considero que esto que he mencionado es una pequeña guía para tener relaciones de pareja más plenas y que al final uno decide cómo vivirlas. 



---------------------------------------------------

Como había dicho, o escrito, los pilares que sostienen una relación de pareja sana son: la sexualidad, lo emocional y lo intelectual; sin embargo me parece adecuado agregar un par de, o más, actualizaciones a mi hipótesis.




Pienso que el fracaso no sólo se da por la insatisfacción de los tres pilares también se fracasa por la saturación. Es decir: 






Si la sexualidad no se satisface el miembro de la pareja que se sienta insatisfecho buscará la satisfacción de su necesidad con otra persona, también si la vida sexual es demasiado exigente para una de las partes ésta termita hartandose o sintiéndose demasiado saturada en ese aspecto. 






Lo mismo ocurre con lo emocional pues si hay demasiada frialdad alguien terminará sintiéndose insatisfecho y si uno o ambos de los implicados suelen ser demasiado empalagosos, hablando de lo cursi llevado al grado infantil, terminarán por saturarse y por causar una repulsión que llevará a una necesidad de escape de la relación. 






En cuanto al aspecto intelectual hay que decir que es bueno actuar como idiotas de vez en cuando y ponerse serios cuando es necesario; el problema surge cuando una parte se pasa todo el día haciendo chistes o actuando como idiota pues esto puede llevar a pensar que no se toma nada en serio o que, efectivamente, es un idiota; por el lado del exceso, es tan malo actuar como idiota todo el día como lo es hablar de temas demasiado densos, si bien la inteligencia resulta atractiva resultará estresante para un miembro de la relación si el otro no para de hablar de todo lo que sabe sin darse el tiempo para tontear de vez en cuando. 






También pensaba añadir el pilar que llamaría “ lo económico” pues sin duda es una cuestión de estrés la carencia económica a tal grado que puede llevar a un conflicto que en muchas ocasiones destruye las relaciones. Por otro lado ser demasiado económicamente pudiente puede llevar a las relaciones por conveniencia, muchas de las cuales no satisfacen el resto de los pilares. Lo ideal sería que cada parte de la relación se hiciera cargo de su propia economía a menos que se busque algo más serio. Sin embargo he decidido que el factor económico pase a ser algo secundario, pero no menos importante,a estos pilares. 






Analizando ahora en su conjunto podemos decir que la insatisfacción es el incumplimiento de las necesidades de un aspecto, la saturación es todo exceso en un aspecto y la satisfacción es el equilibrio adecuado para mantener cada aspecto, pilar, de la relación sano. ¿Difícil? Si, pero no imposible.

Publicar un comentario